Infórmate Ahora: 680 315 769 info@humanodevelopment.com

Coaching personal

El coaching es una disciplina que requiere unos estudios regulados y un ejercicio práctico determinado para poder ejercer como coach certificado y con ciertas garantías. En HUMANO DEVELOPMENT, nos avala nuestra completa formación y certificación, contando además con una experiencia muy amplia en horas de coaching.

Entendemos el Coaching Personal como un proceso indicado para todas aquellas personas que busquen desarrollar su potencial en alguna faceta de su vida, mejorar su consciencia personal, poder afrontar problemas o retos, alcanzar ciertas metas, tomar decisiones y producir cambios significativos en sus vidas.

Estamos especializados en algunos tipos de Coaching Personal:

Pareja y relaciones personales

Laboral

Vocacional

Educativo

Salud

Desarrollo personal

Aunque en HUMANO DEVELOPMENT proporcionamos servicios de coaching y de atención psicológica, es importante señalar que no hay que confundir un proceso de coaching personal con una terapia. Tampoco debe confundirse con el consejo o asesoramiento de ningún tipo. El coaching personal es para las personas que, encontrándose en un estado psicológico óptimo (o al menos aceptable), busquen desarrollarse, y quieran valerse de un método, eso sí, con base psicológica, para resolver ciertas circunstancias vitales, afrontar retos, alcanzar objetivos y, en definitiva, poder llegar a sentirse más plenos o realizados. 

En HUMANO DEVELOPMENT nuestro trabajo se basa fundamentalmente en “acompañar” a una persona desde “donde está” hasta “donde quiere ir”.  Ese “donde quiere ir” puede ser conseguir un determinado objetivo que le está costando, cambiar una determinada actitud que no está resultando útil frente a una situación, conseguir mejorar una relación, fomentar determinados comportamientos, etc.

Como coaches trabajamos con la persona para identificar cual es concretamente ese “objetivo” que quiere conseguir, para qué lo quiere (con la valoración de los “pros” y “cons” en relación consigo mismo, con su entorno, etc.), qué le está faltando a la persona para conseguir eso que dice que quiere, qué es lo que ya dispone y que le puede servir, y qué debería “desaprender” para volver a “aprender” otras estrategias de acción que le acerquen más al objetivo deseado. 

Debemos tener en cuenta que, cuando no estamos consiguiendo algo que hemos intentado varias veces, “en la mayor parte de las ocasiones el problema es la solución que intentamos una y otra vez”y ese es precisamente uno de los focos del trabajo del coach: identificar que creencias, actitudes, emociones y comportamientos, le están sirviendo al coachee (el cliente) para acercarse a su objetivo y cuáles le están impidiendo avanzar hacia él o hacerlo de una forma efectiva. Cabe decir que estas “soluciones intentadas” suelen ser producto de la forma en que observamos el mundo, es decir de nuestras creencias, y de nuestros hábitos, que a veces nos posibilitan el avance hacia ese objetivo y otras nos lo limitan y, además, en muchas ocasiones ni somos conscientes de que las tenemos porque “todos somos ciegos en la acción”. La conocida cita “no vemos las cosas como son, sino que vemos las cosas como somos” define uno de los principales ámbitos de abordaje de nuestro trabajo. Pues bien, el coach actúa un poco como un “detector” de esas creencias, como un “espejo” que muestra al coachee aquello que dice y aquello que está viendo que hace y también de aquellas emociones que aparecen en relación a esas situaciones o acciones, todo ello vinculado al objetivo que el coachee ha dicho que quiere conseguir y para el cual realiza el proceso de coaching.

Durante el proceso de coaching se determina cual es la demanda o los objetivos a alcanzar, se analiza la situación y se va reflexionando sobre todo ello junto con las opciones disponibles. A lo largo del mismo, se aborda tanto a la persona como al sistema al que pertenece dicha persona, ya que esta es la única manera de poder vencer las dificultades y alcanzar los objetivos planteados. El feedback o retroalimentación por parte del coach es otro aspecto fundamental del proceso de coaching. Y no hay que olvidar que todo el proceso debe plasmarse en un plan de acción y un seguimiento posterior de los resultados.

En la práctica, el proceso puede ser llevado a cabo a nivel individual o grupal (junto con la pareja, la familia, etc.). Y consiste en una serie de sesiones individuales o grupales, según sea el caso, y absolutamente confidenciales, de entre 1 hora y 1,5 horas de duración cada una de ellas. Las sesiones se realizan en los horarios disponibles para ambas partes y se enmarcan dentro del marco de trabajo que se defina en función del objetivo a trabajar (“Nuestro Acuerdo”), si bien una característica importante de los procesos de coaching es su brevedad (de hecho, podemos estar hablando de procesos de unas 10 sesiones como la media más habitual). En todo este proceso si el coachee ve que en 3-4 sesiones no avanza lo suficiente puede obviamente abandonar el proceso sin ningún problema.

En el caso de realizarse un proceso específico de “coaching de desarrollo personal” el número de sesiones será mayor, dado que los ámbitos de trabajo de las sesiones son más amplios y se establecen diferentes tipos de objetivos.

Nuestras Oficinas:


Boadilla del Monte

C) Isabel de Farnesio, 2

Boadilla del Monte, Madrid 28660

Madrid

C) Juan Bravo, 41

Madrid 28006

Barcelona

C) Consell de Cent, 373

Barcelona 08009

Tipos de servicios:

Presencial

Online

A domicilio

Al navegar y continuar en nuestro sitio web www.humanodevelopment.com , estás consintiendo el uso de Cookies antes enunciadas en las condiciones contenidas en la presente Política de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies